Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

AFRONTANDO LA VUELTA DE VACACIONES

Date: 13 septiembre 2013 Autor: Colectivo Tandem Categorías: AMPAs, Colectivo Tándem, Emociones Positivas, Padres y Madres 0

Disfrutar de la vuelta a lo cotidiano.

Poco a poco grandes y pequeños dejamos atrás las vacaciones estivales para retomar un nuevo curso escolar, junto con nuestros quehaceres cotidianos.

Algo que podría ser agradable: volver a casa, encontrarse con los amigos, retomar hábitos y costumbres, organizar de nuevo un horario… en muchas ocasiones da lugar a la denominada “depresión post-vacacional”que tanto se anuncia desde los medios de comunicación.

Psicólogos y psiquiatras advierten de síntomas comunes en las personas a la vuelta de vacaciones que nosotros no vamos a tratar de negar: sensación de tristeza, falta de sueño, irritabilidad, ansiedad o inquietud durante los primeros 10-15 días tras la reinserción a la vida diaria. En cualquier caso, lo que sí queremos hacer es ofrecer sugerencias para hacer de la vuelta a la rutina algo menos arduo y traumático, promoviendo una “vuelta al cole” más suave y facilitadora, ¿os apuntáis?

Saber adaptarse a los cambios es positivo para la estabilidad emocionaldel ser humano, para ello os proponemos una lista de tareas que podéis incluir en vuestra agenda para hacer más llevadero este mes de septiembre:

  • Haz una lista de las actividades o tareas que haces y sabes que se te dan bien: cocinar, jugar con tus hijos o amigos, inventar, escribir, patinar, cantar, escuchar… Valóralas y recréate en ellas.
  • Chequea en que aspectos “necesitas mejorar” y proponte al menos solucionar un par de ellos: ser más ordenado-a, quejarte menos, ayudar a alguien, pedir ayuda, sonreír más, comer de forma más saludable…
  • Estamos a comienzo del curso escolar: apúntate alguna clase, perfecciona tu inglés, empieza teatro o mejora tu forma física en el gimnasio, con ilusión y la exigencia justa. Las metas han de ser accesibles y realistas, para poder cumplirlas y no crear el efecto contrario al deseado.
  • Sin necesidad de cambiar la dieta drásticamente, introduce algún alimento fresco, saludable y de temporada; nos ayudará a sentirnos más llenos de energía.
  • Date un “mini-capricho”; todos y cada uno de nosotros llevamos un niño en nuestro interior, si los primeros días del curso son más difíciles, date un respiro y concédete ese deseo. No necesariamente tiene que ser algo comprado, puede ser ver esa película que tanto te gusta y hace tiempo que no ves, preparar una cena más “especial” o simplemente tomarte la tarde libre para ir al parque.

Todas estas pautas son aplicables a nosotros mismos y a los niños, en caso de ser padres. Los niños son esponjas y repiten nuestras pautas de comportamiento y de estados anímicos, enseñémosles el lado positivo de todas las cosas.
¡Y ya está! Ahora sólo queda tomarnos el inicio de curso con calma y procurar afrontar el máximo de tareas con optimismo y buen humor; ambos ingredientes a veces son la clave para descolgarnos de las estadísticas que los medios ofrecen sobre la “depresión post-vacacional”.  Ánimo y… ¡a por el curso 2013-2014!
___________________________________________________________________________________________________
Artículo creado por:

Fotos: morguefile

Tags: , , ,

Send Comment