Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ASÍ CUIDAMOS DE VUESTROS HIJOS

Date: 5 Junio 2013 Autor: Colectivo Tandem Categorías: Alimentación Infantil, AMPAs, CAMPAMENTOS DE VERANO, Padres y Madres, Resolución de Conflictos, Viajes FIN DE CURSO 0


Vuestros hijos: nuestra prioridad.

Cuando presentamos las actividades de Fin de Curso, Campamentos o Colonias Urbanas, muchos padres realizan preguntas y exponen sus dudas sobre los cuidados que se tienen con sus hijos.

Durante la intervención directa con los niños, no sólo es importante que se realicen las actividades programadas, que éstas salgan bien y que los niños disfruten al máximo. Es igual de importante, o si cabe más, asegurarnos de su seguridad y disponer de un protocolo claro acerca de las atenciones y cuidados que los niños necesitan cuando están fuera de sus casas. Por eso, durante las sesiones de formación, metodología y programación previas a cada actividad, los equipos de trabajo revisan y ajustan todas las medidas necesarias para asegurar el bienestar físico y emocional de los participantes.

PREVENCIÓN. A la hora de trabajar con niños la prevención es imprescindible, los monitores están pendientes de unos cuidados básicos para anticiparse a posibles situaciones de malestar o que requieran de atenciones médicas. Entre ellos destacamos:
  • Hidratación. Los niños llevan cantimplora, siempre la llevarán consigo en las actividades que se realicen que estén fuera del acceso a agua corriente y se rellenarán con agua potable. Que lleven la botella en la mochila no es sinónimo de hidratación, por eso los monitores les recordarán de manera periódica que beban agua.
  • Protección solar. Casi el 90% de la actividad se realiza al aire libre: sierra, playa, ríos, embalses… Como es principio de verano suele ser habitual que sea la primera exposición solar del año. Para evitar quemaduras e insolaciones TODO EL EQUIPO (niños y monitores) han de llevar la cabeza protegida con una gorra, gorro o pañuelo; es también función de los monitores recordar a los niños que lleven la cabeza cubierta, así como priorizar en lugares con sombra a la hora de realizar las actividades. La crema solar es imprescindible en cualquier jornada, siendo varias las veces que se les recordará que deben aplicársela tanto por el cuerpo como por la cara.
  • Actividades de agua. “Niño en el agua = monitor en el agua”: una de las frases más clásicas dentro de la formación de los monitores, en ningún caso se valora la idea de que un niño se bañe sólo, lo hará siempre en grupo, donde hacemos pie y hasta donde cada monitor ha marcado con anterioridad a los integrantes de su grupo. Además, habrá monitores en la orilla/bordillo para controlar a todo el grupo ya que tienen un mayor campo visual para observar la interacción de todo el grupo. También se vigilarán las zonas de toallas, para estar pendientes de los niños que ya se han bañado o que no quisieran bañarse. Todo ello, independientemente de si en el lugar de baño o en las instalaciones utilizadas existe socorrista o personal de atención a emergencias.

 

    EL DÍA A DÍA. Una parte importante para preservar la seguridad y bienestar de los niños es la prevención, pero también es clave cuidar las necesidades particulares de cada participante. Es habitual que haya niños con tratamientos médicos, dietas alimenticias o situaciones excepcionales¿Cómo actuamos en ese caso? Igualmente puede producirse un incidente, lesión o afección médica durante los días de la actividad ¿Cuál es el procedimiento habitual? Es lógico que estas dudas generen incertidumbre entre los padres, pero nuestros equipos de monitores están habituados a afrontar cualquier situación relacionada con estos aspectos; el día a día de los monitores sigue un protocolo de actuación claro en un campamento, viaje o excursión respecto a cuestiones de alimentación, salud y bienestar de los niños participantes.
    • Enfermedades. Si algún niño dispone de un tratamiento médico habitual, los monitores son los encargados de guardar y administrar cualquier medicamento que los niños lleven al viaje. Si el medicamento necesita refrigeración se guardará en nevera, y si la medicina es algo atípica en todo momento se tratará con la mayor discreción posible para que el niño no se sienta “diferente” al resto. Por ello, la información sanitaria previa que los padres ofrezcan antes del viaje es fundamental para abordar estos cuidados de la manera más apropiada, con el fin de cuidar aspectos tanto de salud como afectivos del niño. Sea cual sea la afección médica que tenga cada participante, el objetivo es que se sientan protegidos así como asegurar su integración dentro de su grupo.
    • Alimentación. En estas actividades los niños queman mucha energía porque hacen un montón de cosas estimulantes y diferentes a lo largo del día. Por eso, consideramos imprescindible que los niños tengan una alimentación equilibrada, y los menús se consensúan con los alojamientos para cubrir este objetivo. En el caso de instalaciones con buffet libre los equipos de monitores orientarán a los niños en la combinación de alimentos y se asegurarán de que comen un mínimo para que no sientan hambre o malestar por falta de alimento.
    • Dietas especiales. Cuando aparecen casos de alergias alimenticias o dietas especiales (vegetarianos, exentos de cerdo o lácteos…), antes de iniciar la actividad se contacta con el alojamiento para que esté al tanto de las necesidades alimenticias especiales en cada grupo. Una vez que el grupo llega a la instalación, tanto el coordinador como los monitores estarán en contacto con el personal de cocina para supervisar la alimentación de los niños con dietas especiales.
    • Malestar o accidentes. En el caso de que un niño no se encuentre bien o tenga un accidente, el coordinador acudirá con el niño al centro sanitario u hospital de referencia y en todo momento se informará a la familia de la gravedad y evolución del niño, dando prioridad a este participante por encima de cualquier actividad.

     

      La seguridad, bienestar e integridad física de vuestros hijos se convierte en nuestra prioridad, por ello, disponer de un protocolo de actuación al respecto también lo es. Nuestros monitores y coordinadores han sido formados según las pautas establecidas, procurando atender y cuidar cada detalle. Esperamos que esta información os haya resultado de utilidad para que vuestros hijos y vosotros podáis ¡disfrutar de la actividad!

      Un saludo,
      ______________________________________________________________________________________________________
      Artículo creado por:
       

      Manuel Román 
      “Vuestros hijos: nuestra prioridad”

      Tags: , , , ,

      Send Comment