Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

CIELO DE UNA NOCHE DE VERANO

Fecha: 25 julio 2018 Autor: Colectivo Tandem Categorías: ACTIVIDADES, ADOLESCENTES, Colectivo Tándem, EDUCACIÓN AMBIENTAL, Emociones Positivas, EXCURSIONES, Padres y Madres, PEDAGOGÍA Y EDUCACIÓN, Viajes en familia 0

En el pueblo, en la montaña o en  playa, zonas más alejadas de grandes y luminosas ciudades es más fácil descubrir y disfrutar de la belleza de nuestro cielo nocturno; horas enteras te puedes pasar admirando estrellas, planetas, constelaciones y hasta la vía láctea. ¿Qué no sabes de astronomía? No pasa nada aquí te dejamos unas nociones  muy sencillas para disfrutar de estas noches calurosas.

“Cuando todo se vuelve oscuro, aparecen las estrellas”.

En el cielo además de planetas, estrellas, asteroides, meteoros…. Hay mucha magia y puede ser un gran recurso que podemos disfrutar solos o en familia aprovechando el cielo de este bonito verano. Hoy os presentamos cuatro opciones bien divertidas.

Estrellas: Constelaciones de verano

Las constelaciones son grupos de estrellas que el ser humano les ha creado una unión, a través de trazos invisibles que han ayudado para orientarse en la noche. Todas las culturas han creado historias míticas sobre héroes y dioses. Una gran idea es investigar cuáles son las constelaciones que en el cielo se ven durante el verano, descubriendo sus historias y leyendas y por la noche buscándolas en el firmamento.

Planetas

También una actividad muy interesante es buscar planetas y aprender a diferenciarlos de las estrellas, satélites y demás cuerpos celestes. Para ello podéis informaros en las web de los planetarios que suelen dar información muy didáctica sobre qué planetas, conjunciones y horarios hay en verano para poder observarlos.

Luna

Cuando no hay luna el cielo se ve más estrellado, por la falta de su reflejo luminoso, pero ¿Quién no se ha embobado mirando a la luna llena? Con unos prismáticos se pueden observar sus cráteres, montañas  y otras formaciones. Inventarse historias sobre la luna y los selenitas puede ser el complemento ideal durante un paseo nocturno.

Lluvia de estrellas

Por fin llegamos  a las espectaculares estrellas fugaces, es inevitable no pedir un deseo cada vez que se una. En verano es muy frecuente las lluvias de estrellas: las perseidas o lágrimas de San Lorenzo, como comúnmente también se llaman son las más famosas. Preparar una excursión o una noche de vivac para disfrutar de ellas puede ser un gran recuerdo de estas vacaciones.

Como veis lo que os proponemos son actividades muy sencillas, donde no hace falta ser expertos en la materia, sólo tener ganas de enamorase del cielo estival y pasar un buen rato en compañía de amigos o familia.

PATRICIA ROSADO
Colectivo Tándem

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Send Comment