Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ELEGIR UNA ACTIVIDAD EXTRAESCOLAR

Date: 9 abril 2013 Autor: Colectivo Tandem Categorías: ACTIVIDADES, AMPAs, Extraescolares, INFANTIL, Padres y Madres, PRIMARIA 0

La importancia de las actividades extraescolares

Las jornadas laborales y los horarios escolares no siempre hacen compatibles los tiempos comunes de padres e hijos. Para muchos padres ir a recoger a sus hijos a la hora de salida se convierte en toda una carrera de obstáculos que hace necesaria la búsqueda de soluciones que favorezcan la tranquilidad de los padres y el desarrollo de los niños.
Hace ya unas décadas, cuando se empezó a vislumbrar este inconveniente desde los colegios y las asociaciones de padres y madres, se comenzaron a realizar lo que hoy todos conocemos como actividades extraescolares. Además de dar una solución a esta situación, con ellas se fomenta en los niños el aprendizaje de materias o actividades que no se realizan necesariamente desde el contexto escolar, pero que se pueden integrar fácilmente en la comunidad educativa al ser igual de beneficiosas y enriquecedoras para el crecimiento de los niños.
Desde nuestra experiencia podemos distinguir tres categoríasdentro de la clasificación de las extraescolares:
1. DEPORTIVAS. Actividades donde el movimiento corporal y los deportes son los protagonistas. En esta categoría tienen cabida el aprendizaje de una disciplina específica (aeróbic, baloncesto, voleibol, patinaje o balonmano, entre otros) o el trabajo de expresión corporal incorporando varios componentes (psicomotricidad infantil, predeporte, multideporte, juegos populares o deportes alternativos). Todas ellas se han de adaptar a las edades de los participantes y son una buena base para favorecer su salud física y mental.
2. LÚDICAS. Promover la diversión, la creatividad, la curiosidad o el desarrollo de las capacidades artísticas es el objetivo fundamental de este segundo gran grupo de extraescolares. El dibujo, la pintura, el baile, la música, el teatro o ludoteca son recursos de los que disponen niños y niñas para expresar y dejar actuar su lado más espontáneo. A través de recursos lúdicos y distendidos se promueve que los participantes den rienda suelta a su faceta más imaginativa y divertida.
3. FORMATIVAS. Con la complicada disponibilidad de los padres, en ocasiones es necesario que los niños tengan a su alcance un espacio en el que realizar las tareas escolaresy una persona cualificada que les ayude a reforzar lo aprendido en clase.  Igualmente, resulta interesante disponer de actividades que complemente las competencias aprendidas en las materias curriculares. Básicamente de estas necesidades nacen las actividades de carácter más académico: apoyo escolar, técnicas de estudio, idiomas o informática son de gran ayuda cuando los padres no pueden estar con sus hijos durante la realización de los deberes o quieren reforzar ciertos aprendizajes extracurriculares.
Generalmente el abanico de opciones y oferta que se encuentra en los centros es muy amplia y en ella se encuentran desde las actividades más clásicas como son judo, ballet o inglés (¿quién no recuerda estas actividades en su cole?), hasta las más innovadoras como pueden ser yoga, baile bollywood  o aloha(mental arithmetic).
Y desde esta gran oferta es cuando llega el momento de tener claro:
¿Cómo elegir una extraescolar?
A la hora de elegir la o las actividades en las cuales tu hijo/a va a participar, es importante tener en cuanta los siguientes criterios:
  • Asegurarse que el niño/a está a gusto en la actividad, que le gusta y le motiva. Aunque sean actividades de carácter formativo es importante que el niño acuda a clase con apertura para el aprendizaje y el disfrute de la extraescolar.
  • Conocer los fundamentos básicos que se impartirán a través de la programación secuenciada y progresiva. Hay actividades que se imparten “sin ton ni son”, y que se utilizan como “aparca-niños”, siendo demandadas por la necesidad de cubrir el espacio laboral de los padres, pero que en realidad no garantizan una coherencia ni unos criterios de calidad.
  • Saber la ratio profesor-grupo de participantes también puede ser un aspecto a valorar, ya que muchas veces las clases se pueden masificar disminuyendo su objetivo fundamental: el aprendizaje del niño. 
  • Tener siempre una persona de contacto para poder consultar dudas generales sobre cada actividad o específicas de cada participante, también proporcionará a los padres la tranquilidad necesaria. En ocasiones las cuestiones relacionadas con la gestión de la extraescolar se descuidan hasta el punto de no existir referentes con los que consultar los progresos de los participantes. La calidad de los servicios también se refleja en el cuidado de los detalles, sean propios de la intervención, administrativos o de organización.
En cualquier caso, los niños suelen tener muy clara su valoración, así que una vez seleccionada la extraescolar la mejor manera de saber si hemos “acertado” será  preguntar cómo se lo pasa nuestro hijo/a dentro de la actividad, escuchar qué experiencias cuenta y qué cosas nuevas conoce.
 _______________________________________________________________________________________________________
Artículo creado por:
 

Aida Iglesias Algora

Programadora de Actividades Extraescolares

Tags: , , ,

Send Comment