Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

BEBIDAS REFRESCANTES PARA EL VERANO

Fecha: 11 julio 2018 Autor: Colectivo Tandem Categorías: Alimentación Infantil, Colectivo Tándem, INFANTIL, Padres y Madres 0

Con este calor es muy importante una hidratación constante y saludable, muchas veces la ingesta de refrescos o incluso de alcohol se antepone ante una hidratación sana. Hay  personas que no son amantes del agua,  pero seguro que con las propuestas que traemos hoy algún seguidor nuevo puede tener.

Desde todos los medios de comunicación y desde los expertos en el tema no paran de recordar la importancia de una ingesta continuada de agua para evitar una deshidratación, sobre todo en verano. Es un tema serio, perder líquidos y electrolitos en un grado alto puede afectar a nuestro cuerpo de manera irreparable. Por ese motivo las tiendas se llenan de bebidas que dicen ser las más sanas y perfectas para la hidratación, pero cuando te pones a leer los ingredientes… te piensas dos veces el consumirlas. ¿Por qué no hacerlas de manera casera?

“Seamos creativos en la cocina y seremos creativos en la vida”.

El verano es una época con muchas frutas, muy ricas y jugosas, así que hoy en Colectivo Tándem os traemos varias propuestas para hacer en familia y descubrir que las bebidas no sólo son refrescos.  Cuando te pones a investigar recetas y sus beneficios empiezas a descubrir que un zumo no es un batido y que el licuado es diferente al agua de frutas ¿Cómo las diferencio?

Es difícil definir a cada una de los tipos de bebidas, pero vamos a intentar hacer una diferenciación entre ellas, empezaremos desde las que contienen más agua y menos ingredientes e iremos reduciendo el agua y aumentado las frutas, verduras u otras sorpresas. A ninguna de estas recetas es necesario añadir ningún tipo de edulcorante o colorante, la naturaleza ya se encarga de eso.

Agua refrescante.

Cada vez está más de moda cuando entras en un café o bar y pides agua que lo traigan con un poco de limón, hierbabuena… esta opción es una gran idea, sólo se necesita conseguir con la presentación que ese vaso de agua que te ponen sea refrescante y te lo quieras beber.

Esta opción consiste en añadir ingredientes, sin exprimir solo para que aporten un poco de aroma y color. Se puede hacer congelando fruta o flores (comestibles) en cubitos de hielo o simplemente añadir rodajas de fruta (limón, melocotón, frambuesas…), hierbas (menta, hierbabuena, albahaca o romero, por ejemplo) y dejarlo enfriar, todo el mundo lo querrá probar.

Agua de…

En muchos países donde el calor aprieta de lo lindo en esta época del año te encuentras puestos donde venden agua de frutas, es una bebida bien sana y reconstituyente;  el porcentaje de agua es mucho mayor que el de la fruta, por ejemplo el agua de sandía, de melón o de piña suele ser muy recurrente, sólo tienes que triturar un poco de fruta, como un 20% del total del vaso  que vas a servir y añadir agua bien fría.

Licuado.

Para hacer el licuado se necesita de una máquina de igual nombre, que lo que va a hacer es extraer el líquido de la fruta o verdura que introduzcas, es más fácil el licuado de productos que ya de por sí contengan más agua entre sus componentes. En esta bebida no se añade agua ni tampoco pulpa de los ingredientes. Es verdad que se pierde toda la fibra que puede aportar el alimento, en este caso sólo se aprovechará las propiedades que vayan en su jugo. Una receta de licuado espectacular es manzanas verdes con apio, además de sana está riquísima.

Batido.

Vamos llegando a propuestas  más completas, el batido supone triturar toda la fruta y verdura, luego añadir un poco de agua en función de los ingredientes y su espesor. Para este tipo de bebidas se recomienda usar las batidoras de vaso y de buena potencia, para que el batido sea lo más triturado posible.

Miles de combinaciones: piña, plátano, apio y nabo, o remolacha, naranja, zanahoria y menta… no sólo puedes añadir fruta y verdura, también especias como la cúrcuma y pimienta o semillas como el lino o la tan famosa chía. No te olvides de raíces como el jengibre.

Smothie.

Se pueden considerar batidos con lácteo, hay gente que dice que es lo mismo, nosotros hemos querido hacer una diferencia porque se añade un ingrediente láctico: leche o yogurt…  pero cada uno que lo llame como quiera. Como merienda son espectaculares y este si suele pedir algo de azúcar. Una receta básica: yogurt y fresas ¿Quién no quiere?

Zumo.

Es lo que se consigue de exprimir el fruto, aquí no todos las frutas o verduras se pueden usar ¿Cómo exprimo una manzana? Es ideal para frutas de jugo tipo mandarina, naranja, pomelo, limón. Tampoco se añade agua, pero por el contrario del licuado aquí si va parte de la pulpa. ¿Una receta de zumo? Tomate con albahaca, o el irresistible clásico: naranja.

 

Bueno como veis hay miles de opciones, todas bien sanas y sabrosas, desde Colectivo Tándem os invitamos a refrescaros este verano con vuestras propias invenciones ¿Nos las contáis?

AIDA IGLESIAS ALGORA
Colectivo Tándem

Tags: , , , , , , , , ,

Send Comment