Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

CARTA A MI PEQUEÑA COMPAÑERA DE VIAJE

Fecha: 9 marzo 2017 Autor: Colectivo Tandem Categorías: Viajes en familia 0

“Todo empezó el día en que naciste: Ese fue el principio del precioso viaje que emprendimos juntas en el momento en que viniste al mundo y decidiste que yo fuera tu mamá. Porque entre otras cosas, la vida es un gran viaje que vamos a hacer recorriendo miles de sitios y situaciones juntas. Y es que hay pocas cosa que me gusten más que viajar, pero cuando lo hago contigo es sin lugar a dudas otro viaje. Viajar en familia es sencillamente genial…[/vc_column_text]

Es genial verte con toda tu simple ilusión preparando la mochila con los libros y juguetes que no abrirás durante todo el viaje, pero que tú y yo creemos que sí… Que te servirán en las esperas del aeropuerto, subestimando la agradable experiencia de estar simplemente sentadas en frente de la pista de aterrizaje o despegue imaginando cuál será esta vez nuestro avión, e intentando identificarlo por los colores del logotipo de su marca.

Es genial estar a tu lado mientras subimos al taxi y le cuentas al taxista con todo lujo de detalle nuestro itinerario, con todas las ganas posibles. Porque tú, a pesar del madrugón, hace ya tiempo que empezaste tu viaje. Y detallas todo lo que esperas ver mientras repasas con tu cabecita si se te ha podido olvidar algo…. porque ya no hay marcha atrás. Ese momento en el que el taxi comienza a andar camino del aeropuerto y agarras mi mano mientras miras por la ventanilla con toda la sonrisa que tus pequeñas facciones permiten.

Es genial cuando en el hall del aeropuerto de pronto te conviertes en tu versión más responsable y respondes a cada pequeña orden o indicación que te traslado. Cómo observas y preguntas a la chica del mostrador de facturación dónde irá la maleta y si nos encontrará y nosotros a ella cuando aterricemos.

Es genial ver cómo pasas el control de seguridad y cómo vas hablando con cada persona que nos encontramos. Cómo esperas el embarque sin rechistar con tu tarjeta de embarque y tu identificación como si de tu mayor tesoro se tratase.

Es genial cómo disfrutas del vuelo y preguntas y disfrutas de las luces, de las nubes, de las vistas… ¡hasta de tus paseos al baño! Es genial ver cómo sin haber si quiera llegado a destino llevas disfrutando de ello todo el día.

Es genial ver cómo en destino, te olvidas de horarios y relojes y te dejas llevar, y disfrutas a cada momento, en cada lugar aun haciendo la cola para ver el monumento correspondiente. Y cómo cualquier medio de transporte para el traslado te parece lo mejor.

Es genial ver cómo no hay ni un dolor de piernas, cansancio, o calor que un buen helado no pueda paliar mientras esperas… Es genial ver cómo aprendes a pedirlo en el idioma local. Es genial ver cómo las ganas de bailar no se te van ni en la cola del museo ni a la salida de la catedral más majestuosa.

Cómo no hay una comida local que no se pueda completar con una buenas pasta y cómo siempre hay algo más que quieras hacer o ver.

Es genial ver y participar de esa emoción, de ese asombro, de ese disfrute con el simple hecho de estar ahí, en ese preciso momento. Porque me contagias tu alegría y tu entusiasmo y sin lugar a dudas ello hace que el viaje sea otro. Como ya hiciste cuando decidiste que yo fuera tu mamá y te acompañase en el gran viaje de tu vida.

Es genial todo lo que me enseñas con tus pequeños-grandes gestos. Es genial ser hoy tu compañera de viaje.

Porque viajar en familia contigo es otra forma de viajar.”

[/vc_column][/vc_row]

TERESA GARCÍA
Madre viajera
Diplomada en Turismo
loquequierocontarme.blogspot.com.es

 

Tags: , , , , , , ,

Send Comment