MI PROFESOR FAVORITO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ya sabemos que un profesor puede determinar que ames u odies las letras o las ciencias. Por supuesto que te plantees ser informático o dejar de estudiar. Mi profesor favorito quiere rescatar a ese profesor que nos hizo amar una asignatura.

mi-profesor-favortio-blog-profe

Desde la infancia hasta la edad adulta, hay profesionales/formadores que nos acompañan durante toda nuestra vida. Además nos ayudan a crecer y a formarnos como personas. Esas personas aparte de tener buenos conocimientos sobre las materias, saben transmitirlos. Es decir, te trasmiten una pasión por el aprendizaje y la curiosidad, difícil de encontrar en los libros. Hablamos de los profesores y en especial de ese profesor favorito que todos hemos tenido.

 

Ese profesor favorito…

  • Ama lo que hace. Se dedique a la Geografía, al Diseño o a la Educación Física… es el mejor abanderado de su disciplina. Es más, se enorgullece de todo lo que sabe y te transmite su pasión por aprender.
  • Es humilde. Enseña y sobre todo, aprende. Lo más importante, no da por hecho ningún método o autor y acepta sugerencias.
  • De vez en cuando rompe con la rutina y prepara actividades lúdicas que tengan un componente pedagógico y otro festivo. En definitiva, trata de hacer la clase lo más participativa y agradable.
  • Se pone a tu altura y se interesa por conocer cuáles son tus metas y tus desilusiones.
  • Reconoce las diferencias. Además asume que todos sus alumnos son distintos y procura que cada uno de ellos encuentre su espacio en la clase.
  • ¡Es un valiente! Se atreve con todos los recursos. Probablemente ve opciones de aprendizaje en la pizarra, en el libro, en la tablet y en el patio, en todos los lados. Se aprende de pie, sentado y mirando al cielo.

mi-querido-profesor-blog-alumnos

  • Cuida bien de que cada alumno se sienta competente. Nadie debería hacer el esfuerzo de levantarse a las 7, pasar 6 horas en clase y llegar a casa sintiendo no haber aprendido nada.
  • Amortiza bien su tiempo de clase. Es más, sabemos que muchas veces se hace escaso y el temario es muy largo. Pero en clase se aprende y en casa se descansa y se juega.
  • Valora el proceso por encima de los resultados. Asume que el mismo contenido puede suponer mucho más trabajo para unos que para otros. Las notas incluyen la dedicación, la motivación y el esfuerzo.
  • Por encima de todo, atiende a los valores personales. Cuida que no existan burlas ni comparaciones. Fomenta la cooperación, el sentido del humor y el respeto.

mi-profesor-favortio-blog-enseñar

En conclusión

Es capaz de hacer que lo difícil te haga parecer fácil. Además convierte lo aburrido y monótono en interesante, haciendo que te impliques en el aprendizaje con ilusión, como un reto divertido. Te deja pensar y exponer tus ideas. Y tiene la capacidad de darte razones válidas en vez de imponer su criterio. Por último, que no te compare con nadie y te valore por ti mismo, con tus limitaciones y capacidades. ¿Te viene algún nombre a la cabeza?

Deja un comentario